Lo que le debo a la iglesia católica

marzo 29, 2017

 

 

Pedro Luis Angosto, Nueva Tribuna, 29 de marzo 2017

Como casi todos vine al mundo con la mente limpia, abierta, virgen, en una familia maravillosa que sobrevivía bajo el franquismo. No pasé necesidades aunque las vi pasar a mí alrededor. Nieto de maestros republicanos depurados que temieron por sus vidas y de propietarios analfabetos hechos a sí mismos con mucho trabajo, ingresé en una escuela pública en la que se cantaban himnos a todas horas con el brazo en alto. Maestros republicanos depurados como mis abuelos, llenos de miedo, fueron mis primeros mentores en una escuela cuyo nombre hacía honor a la patrona del pueblo. Entre ellos y los curas y frailes que a todas horas interrumpían las clases, aprendí los rezos habidos y por haber, soporté estoicamente horas y horas de misas interminables en las que siempre repetían lo mismo, fui con flores a María que madre nuestra es y supe que los rojos habían violado los sagrarios donde se guardaba la sagrada forma.

Lee el resto de esta entrada »