Las inmatriculaciones siguen siendo un tema tabú para nuestros Gobiernos Central y Autonómico

abril 29, 2020

Blanca González, Jose María Rosell,
Revista Contracorriente (CSI, página 21), 29 de abril de 2020

En España, desde 1946 hasta 2015, la iglesia católica ha inscrito en los Registros de la Propiedad más de 100.000 bienes inmuebles a su nombre sin utilizar para ello ningún mecanismo garantista, propio de un Estado de Derecho; mediante una  simple auto-certificación eclesiástica.

Tanto el Acuerdo de Gobierno PSOE Unidas-Podemos:

2019. Acuerdo de Gobierno PSOE Unidas-PODEMOS. Art. 5.11. p.33. “Haremos las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia basadas en el privilegio de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de simples declaraciones de sus propios miembros.”

como el  propio presidente del gobierno, en su discurso de investidura:

2020: Intervención inicial del candidato socialista, Pedro Sánchez, en la sesión de investidura. p.31. “En un Estado aconfesional no tiene sentido que ninguna confesión se sitúe por encima de la Ley ni disfrute de privilegios que hieren el principio de legalidad y el principio de igualdad. Por esa razón, el Gobierno realizará las modificaciones legislativas oportunas –ya les anuncio- para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados indebidamente por la Iglesia.”

establecen su voluntad de hacer modificaciones legislativas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados.

El gobierno de Pedro Sánchez ha admitido en sede parlamentaria que dispone de  la  información remitida por los registradores de la propiedad al ministerio de justicia (34.894 bienes inmatriculados entre  1998 y 2015) y se ha comprometido a hacerla pública en plazo breve.

Habida cuenta de que, por lo que sabemos de algunas comunidades, antes de 1998 se inmatricularon más fincas que despues, y que en una única inmatriculación es frecuente que figuren varios bienes, no es nada aventurado afirmar que estamos hablando de más de 100.000 bienes inmuebles inmatriculados por la iglesia a su nombre. Lee el resto de esta entrada »


¿Está cambiando algo con las inmatriculaciones?

octubre 23, 2018

El expolio del patrimonio público por parte de la Iglesia católica entra por fin en la agenda política española gracias al trabajo de las plataformas ciudadanas

Imagen, revista Contracorriente

La revista Contracorriente, #46, octubre de 2018, que publica la Corriente Sindical de Izquierdas, incluye un artículo de Andrés Valentín González (portavoz de la Coordinadora Recuperando) y José María Rosell Tous (coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias y miembro de Asturias Laica), titulado ¿Está cambiando algo con las inmatriculaciones?:

Artículo

En el número de octubre de 2017 de Contracorriente, en un artículo titulado «El expolio de las inmatriculaciones de la Iglesia católica», denunciábamos lo que, a nuestro entender, ha supuesto la mayor apropiación privada de patrimonio público en nuestro país desde 1946 a 2015.

Como recordaréis, la Iglesia católica, en virtud del artículo 206 de la Ley Hipotecaria reformada en 1946, ha estado facultada para inmatricular bienes a su nombre, en los registros de la propiedad, sin necesidad de acreditar la propiedad de los mismos. Este privilegio se amplió en 1998 bajo el Gobierno

Aznar, mediante el Real Decreto 1867/1998, permitiendo también la inmatriculación de lugares de culto, hasta entonces expresamente prohibida. Así se ha mantenido hasta la Reforma de la Ley Hipotecaria de 2015 que elimina esta prerrogativa, tras la sentencia de 2014 del TEDH que condena a España a pagar una indemnización de 615.000 euros por una «violación continuada y masiva» de derechos garantizados por la Convención Europea de los Derechos Humanos.

Como ningún gobierno promovió la inconstitucionalidad de los privilegios contenidos en el citado artículo 206, todo el expolio que se ha realizado ha quedado consolidado. Pero, a lo largo del último año, la magnitud del escándalo, la sensibilización ciudadana y el trabajo realizado por asociaciones de todo tipo integradas en la Coordinadora Recuperando ha comenzado a dar sus frutos. Lee el resto de esta entrada »


El expolio de las inmatriculaciones de la iglesia católica

junio 30, 2017

Artículo publicado en la revista de la CSI, Contracorriente nº 43

Andrés Valentín, miembro de la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro y de la Coordinadora Estatal Recuperando
José María Rosell, coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias, miembro de la dirección de Asturias Laica

Contracorriente nº 43

Las inmatriculaciones son primeras inscripciones de bienes inmuebles en el registro de la propiedad. Pero, sobre todo, las inmatriculaciones son procedimientos franquistas que han permitido a la Iglesia Católica apropiarse de miles de bienes de valor incalculable.

La reforma de la Ley Hipotecaria de 1946 y su Reglamento de 1947 equiparaban a la Iglesia Católica con una administración pública y a los obispos con notarios. Un obispo decía: Inmatriculo este bien porque yo mismo certifico que Esto es mío porque me pertenece desde tiempo inmemorial en pacífica posesión. Con eso bastaba.

Además, todo ello se hacía en la más absoluta opacidad. Hace unos diez años se empiezan a detectar y denunciar estas privatizaciones de bienes de dominio público. Hoy es el día que la primera batalla de esta lucha consiste en conocer el volumen y detalle de los bienes inmatriculados.

La jerarquía católica ha inmatriculado entre 1946 y 2015 miles de bienes. Hace unos meses, en una entrevista en la Cadena SER Fernando Jiménez Barriocanal, responsable de asuntos económicos de la Conferencia Episcopal, reconoció entre 30.000 y 40.000 inmatriculaciones. Mucho nos tememos que se refiera a los que fueron inmatriculados después de 1998. Esto nos puede dar una idea del volumen, pero hay que añadir el valor de esos bienes: ¿Cuánto valen la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla, docenas de catedrales, miles de iglesias y ermitas,…?

Pero la iglesia ha inmatriculado también casas del cura, cementerios, prados, viñas, montes, calles, frontones,… La voracidad no ha tenido límites.

Nos encontramos, por tanto, ante un escándalo monumental, ante la apropiación inmobiliaria más importante que ha conocido este país.

El soporte legal

Lee el resto de esta entrada »