Entrevista a Antonio Manuel Rodríguez: «Las inmatriculaciones de la Iglesia implican la creación de un paraíso fiscal en el Estado»

diciembre 17, 2017

El profesor de Derecho civil de la Universidad de Córdoba participó en una charla en Artà

arabalears.cat, / ISAAC BUJ

ANNA SCHNABEL , arabalears.catPalma

Las murallas de Artà, espejo de la memoria y la identidad de un pueblo y definición material de su paisaje, pasaron a manos de la Iglesia cuando las registró a su nombre, a principios de 2015. La Ley hipotecaria del gobierno de Aznar permitió que la institución religiosa se atribuye la propiedad de bienes que en su mayoría eran de dominio público, sin tener que aportar ningún certificado de propiedad, hasta que el escándalo obligó al Estado a retroceder, hace cerca de dos años. Artà  se atrevió a denunciar lo que interpretó como una usurpación del patrimonio popular y reclamó la titularidad pública. Serán los tribunales los que tendrán la última palabra. Alternativa por Artà convocó anteayer el portavoz de la plataforma Recuperando y profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba, Antonio Manuel Rodríguez, a impartir una charla en el municipio para analizar un fenómeno que considera que es una «cuestión de estado «.

Que las murallas de Artà no son de nadie porque nos pertenecen a todos, como las raíces y las ramas de los árboles. ¿Por qué?

La Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla, la Catedral de Mallorca y las murallas de Artà siempre han sido nuestros, porque son bienes de un extraordinario valor inmaterial, de gran trascendencia histórica, de valor simbólico incalculable y, sobre todo, propiedad de la memoria colectiva de la comunidad a la que pertenecen. Hablamos de bienes de dominio público, que no son de nadie, son de todos: también de la Iglesia, pero porque son de todos. Cuando un bien es inmatriculado, sin embargo, pasa a ser de otro. Y entonces, no sólo se produce una expropiación material; también tiene lugar una expropiación simbólica.

¿Qué consecuencias conlleva para nuestra memoria histórica?

Cuando estos bienes son immatriculados, se les suele cambiar el nombre. Tras el cambio de nombre se oculta el cambio de la memoria colectiva. Cuando alguien quiere cambiar de identidad, lo primero que hace es cambiar de nombre. En la Giralda de Sevilla la registraron con el nombre de ‘dependencia anexa de la catedral’. En las murallas de Artà, las registraron con el nombre de ‘cerramiento privado de San Salvador con función ocasional de refugio’. Este hecho es intencionado: pretende, de alguna manera, reinterpretar la historia en beneficio de alguien. Lee el resto de esta entrada »


GUÍA MUNICIPALISTA para la defensa y recuperación del Patrimonio de Navarra

diciembre 17, 2017

 

Miembros de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro, junto a la Catedral de Pamplona. (UNAI BEROIZ) / Noticias de Navarra

Por Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro

Entre los puntos aprobados en la última asamblea de Ayuntamientos y Concejos navarros celebrada en Burlada el pasado 16 de diciembre, además de la renovación del compromiso por la recuperación del patrimonio inmatriculado, se aprobó un documento que, concebido como guía para «defensa y recuperación del Patrimonio de Navarra», aporta una más que interesante orientación para cualquier municipio:

Guía municipalista para la defensa y recuperación del Patrimonio de Navarra

Introducción 

Durante el franquismo, fruto de la colaboración de la iglesia con el régimen, y, posteriormente, hasta el año 2015 se ha producido en el estado español un expolio monumental. Miles de bienes inmuebles (iglesias, casas curales, cementerios, fincas, etc.), con todo lo que contienen en su interior, han sido inmatriculados por la iglesia católica con el simple certificado del diocesano (obispo, arzobispo o cardenal), sin acreditar título de propiedad, basándose primero en una ley franquista, y desde 1998 en un decreto del Presidente Aznar de muy dudosa constitucionalidad. Se trata, por tanto, de una escandalosa apropiación de bienes materiales de diversa índole, así como de otros de indudable interés cultural, de uso, generalmente, comunitario.

En el año 2007, se descubre la inmatriculación de la Parroquia de Santa María de Tafalla. Se inicia un largo trayecto de verificación del escandaloso proceder de la jerarquía católica española, de búsqueda de información, de movilización social y de organización municipal. Se crea la Plataforma en  defensa del Patrimonio de Navarra para tratar de recuperar los bienes usurpados, hasta conseguir en 2015, la derogación de este privilegio dictatorial que concedía la Ley Hipotecaria a los diocesanos.

El 15 de diciembre de 2007 Burlada acoge la primera asamblea de alcaldes y concejales. Es importante recalcar la importancia de esta iniciativa: dos centenares de Ayuntamientos y Concejos se adhieren a la Plataforma y asumen un compromiso de colaboración económica. Posteriormente (el 26 de junio de 2010 y el 6 de abril de 2013) se celebraron nuevas asambleas municipalistas. Lee el resto de esta entrada »