La LOMCE frena la caída de la Religión en la Escuela Pública

febrero 27, 2018

• El anuario del Ministerio de Educación desvela un repunte del porcentaje de alumnado que cursa la asignatura coincidiendo con la Ley Wert, que la convierte en evaluable.

Imagen: Taller Aula Cine y Religión, SM

Ángel Munárriz, infoLibre, 27 de febrero de 2018

• “Es muy fácil sacar un 9, así que muchos la eligen”, señala CCOO
• Una profesora en Sevilla: “Tuve una clase en la que la mayoría escogía Religión, pero pocos habían hecho la comunión”

La entrada en vigor de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) ha coincidido con un cambio de tendencia en la elección de la asignatura de Religión en la educación pública. El declive de la demanda de la asignatura en primaria, secundaria y bachillerato es marcado si tomamos como referencia los 10-15 últimos años, como lógica traslación a las aulas de la creciente secularización de la sociedad española, pero se atempera o incluso se corrige coincidiendo con la llegada de la conocida como Ley Wert, aprobada por el PP,que le da carácter evaluable, válido para la selectividad y el acceso a becas. La enseñanza de Religión en la escuela pública –pagada por el Estado, organizada e impartida por la Iglesia, obligatoria para los centros, optativa para los alumnos– es una de las grandes preocupaciones de la jerarquía católica española, que mantiene a través de ella parte de su antigua influencia social.

“Hay una relación causa-efecto evidente y lamentable [entre la entrada en vigor de la Lomce y los datos de elección de la asignatura]. Sencillamente es muy fácil sacar un 9 en Religión, así que muchos alumnos la eligen. Es un repunte provocado directamente por el Gobierno”, afirma Francisco García, secretario general de Enseñanza de CCOO. El caramelo de una materia poco exigente y en la que es comparativamente sencillo obtener una nota alta incrementa el atractivo de Religión para alumnos de secundaria y bachillerato, según coinciden docentes consultados sobre la cuestión. Lee el resto de esta entrada »