La alcaldesa de Gijón en la ceremonia católica de la festividad de Begoña

Begoña, 2016
Por la izquierda, la alcaldesa Carmen Moriyón con los ediles foristas del equipo de gobierno Fernando Couto, Ana Braña, Manuel Arrieta y Montserrat López

Por la izquierda, la alcaldesa Carmen Moriyón con los ediles foristas del equipo de gobierno Fernando Couto, Ana Braña, Manuel Arrieta y Montserrat López

 

Tras su presencia el 29 de junio en la ceremonia católica de la “Bendición de las aguas”, la alcaldesa, (Foro Asturias), Carmen Moriyón, vuelve a estar presente en una ceremonia católica, en esta ocasión, en la misa oficiada con motivo de la festividad de Begoña en Gijón.  La alcaldesa, acompañada de los concejales foristas, fue la única presencia municipal en la ceremonia, en la que disminuyó también la presencia de autoridades civiles y militares

 Así lo recoge La Nueva España, R. Valle, 16 de agosto

Begoña, un oro sin bajar del podio

La comunidad carmelita comparte con los gijoneses la festividad de su patrona en un acto religioso marcado por el fervor olímpico

-Viva la Virgen de Begoña.
-Viva.
-Puxa Xixón.
-Puxa.

Decenas de voces respondían ayer con énfasis al envite de Fidel Gil, párroco de Nuestra Señora de Begoña, en la recta final del acto religioso central de la Semana Grande de Gijón. Entre esas voces, y en el espacio reservado para autoridades en la primera fila de la iglesia, la alcaldesa de la ciudad, Carmen Moriyón, acompañada por los concejales foristas del equipo de gobierno Fernando Couto, Ana Braña, Manuel Arrieta y Montserrat López. No hubo más presencia municipal en la cita donde los carmelitas locales comparten con todo Gijón el amor por la Virgen de Begoña como “patrona” de la comunidad religiosa y de todos los gijoneses. La emoción de quienes sí estuvieron compensó la rebaja en el número de asistentes a la misa de doce y de sus autoridades civiles y militares con respecto a años anteriores.

Los carmelitas gijoneses le cedieron la palabra a José Alberto Manso, vicario de la comunidad en Oviedo, durante el acto. Y Manso hizo suyo el espíritu del olimpismo que invade todo el mundo desde Río de Janeiro. “María ha llegado a la meta, ha logrado la medalla de oro con diploma de excelencia. Ella ha batido todos los récords. Ha sido la primera pero no es la única. Nosotros como cristianos podemos dejar atrás los pequeños prejuicios y mirar hacia esa meta”, recordó el carmelita al animar a todos los gijoneses a dar un paso adelante en sus compromiso apoyados por María como ” madre” de todos y cada uno. “Ella se encargará de nuestro reloj espiritual porque ella sabe estar dónde se tiene que estar y cuándo se tiene que estar”, concretó el carmelita. Junto a Manso y Gil estuvieron otros cinco padres carmelitas en el altar. Unos de Gijón, otros llegados de Soria y Brasil: Julio Oviedo, Evelio Serna, Ángel Iruzubieta, José Antonio García y Javier Yudego.

La comunidad carmelita no estuvo sola en su fiesta. A su lado los miembros de la coral Costa Verde y del grupo folklórico “Xiringüelu” que protagonizaron el emotivo acto de la ofrenda a la Virgen de Begoña. El pan y el vino de la eucaristía, unas flores, una bandera de Gijón que quedó exhibida sobre el altar, un baile a gaita y tambor y un “Gijón del alma” desde el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: