Las bombas que silenciaron la Villa

agosto 23, 2017

“Avilés bajo las bombas” es el título de la visita guiada por la ciudad que ofrecieron ayer, 22 de agosto, los historiadores Pablo Martínez Corral y Pablo Alcántara Pérez repasando los escenarios y hechos principales del bombardeo que se produjo en agosto de hace 80 años, cuando Avilés, entonces territorio republicano, fue víctima de los ataques de seis aviones Henikel 111 pilotados por soldados alemanes.

Asistentes al recorrido al recorrido histórico por los escenarios de los bombardeos en Avilés. MARA VILLAMUZA/LNE

E. Campo, La Nueva España, 23 de agosto de 2017

Trinidad Suárez y María Díaz Echeverría, vecinas de la calle Rivero, fueron las dos primeras víctimas de la artillería lanzada desde ocho bombarderos durante la Guerra Civil

Calle Rivero, 27 de agosto de 1937, 16:45 horas. La primera bomba de la Legión Cóndor cae sobre Avilés. Las vecinas Trinidad Suárez y María Díaz Echeverría caen al suelo. Son las dos primeras víctimas de estos bombardeos, donde los protagonistas fueron, a partes iguales, los alemanes que apoyaban al bando franquista desde los cielos y los avilesinos a quienes la muerte les llegó desde el cielo, sin avisar y sin perdonar. Los historiadores Pablo Martínez Corral y Pablo Alcántara Pérez revivieron ayer estos trágicos acontecimientos en los escenarios donde sucedieron, hace ya 80 años. Una memoria lejana o cercana, en función de la vinculación de cada uno con aquellos hechos. Un nutrido grupo de espectadores siguió la explicación de los historiadores, desde Rivero, pasando por la plaza de España y La Cámara, entre otros puntos.

Según explicaron los responsables de esta iniciativa, Avilés era territorio republicano desde el comienzo de la Guerra Civil, “uno de los enclaves más importantes que quedaban en el norte”. Y era un objetivo estratégico, especialmente por su industria y su puerto. De Avilés partían numerosos convoyes diarios para nutrir al frente del Nalón. En aquél entonces residían en la villa unos 24.000 vecinos y, hacinados como podían, varios cientos de refugiados, que intentaban esconderse en la ciudad para evitar el conflicto bélico.

Lee el resto de esta entrada »