Dinero sagrado

El pasado mes de mayo, en Documentos TV, Televisión Española emitía  Dinero sagrado,  documental dirigido por Jesús Garcés Lambert. Presentado por John Dickie, profesor de Historia, y producido por  GA&A  PRODUCTIONS, SRL,  Italia, (2013),  pudo verse online hasta el 1 de junio de 2014 en la página de TVE

El documental desentrañaba el polvorín financiero que hay bajo la basílica de San Pedro a través de un recorrido por varios países siguiendo la pista a los lucrativos negocios e ingresos de determinados obispados, así como los derivados de establecimientos,  exentos de impuestos,  propiedad del Vaticano.

Información facilitada por TVE

La página de presentación del documental en RTVE, recogía la siguiente información:

“La Iglesia Católica del siglo XXI está considerada una potencia económica. Emplea a millones de personas, posee una ingente cantidad de bienes inmuebles y lleva a cabo inversiones de todo tipo a escala global. Sin embargo, esta riqueza no ha sido ajena a la controversia, dados los principios inspirados en el Evangelio que la fundaron.

En los últimos años, una ola de escándalos ha sacudido el corazón de la Iglesia Católica. Pederastia, opacidad, evasión de capitales, lavado de dinero, corrupción y codicia a la vieja usanza han mermado su autoridad, empañando su reputación y distorsionado su mensaje. Con esta primera declaración de intenciones comienza Dinero sagrado, un documental que, de la mano del historiador John Dickie, adentra al espectador en la investigación de las finanzas del Vaticano y en el análisis moral de la propia Iglesia católica.

Un paraíso fiscal en el corazón de Roma

El trabajo dirigido por Jesus Garcés Lambert profundiza en aquellas palabras del evangelio de Mateo: “No se puede servir a la vez a Dios y al dinero”. Aunque desde 1942, tal y como sostiene este profesor de Historia de Italia en Dinero Sagrado, “el Banco del Vaticano ha venido haciendo de paraíso fiscal en el mismo corazón de Roma”.

La presión para que la Iglesia cambie es acuciante. Benedicto XVI inició el camino de las reformas con la primera ley antiblanqueo de dinero y el nombramiento de un nuevo presidente del Banco Vaticano. Su sucesor, el Papa Francisco, ha dejado claro que los escándalos se tienen que acabar.

cartel original

Cartel original del documental

Iglesia y dinero. ¿Una relación amor-odio?

Por el momento, además de las palabras y signos que otorga a diario contra la corrupción y la ostentación, el Papa Francisco ha sometido las cuentas del Vaticano a una auditoría externa y ha sustituido a los altos cargos de la Banca.

“Acabar con las inercias y tocar los puntos sensibles del poder de la Iglesia es algo con lo que uno se granjea simpatías, pero también enemigos”, asegura uno de los historiadores en este documental. Y Galeazzi, periodista de “La Stampa” concluye: “Uno de los principales fiscales antimafia de Italia ha sugerido que la vida de Francisco puede estar en peligro”.

¿Por qué la Iglesia está condenada a vivir esa relación amor-odio con el dinero?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: