La sangre de Lumen Dei crea cardenales

noviembre 18, 2016
Sebastián y Osoro han llegado a ser purpurados tras haber combatido en trincheras opuestas por la asociación intervenida por el Vaticano
Fernando Sebastián / Carlos Osoro

Fernando Sebastián / Carlos Osoro

Javier Morán, La Nueva España, 18 de noviembre

Los cardenales visten de rojo porque al ser nombrados juran que su servicio será “usque ad effusionem sanguinis”, hasta el derramamiento de sangre por el Pontífice. Mañana, sábado 19, el Papa Francisco creará cardenal a Carlos Osoro, arzobispo de Madrid y extitular de Oviedo; y dos años atrás, en febrero de 2014, el mismo Papa había creado cardenal al arzobispo Fernando Sebastián.

Curiosamente, ambos purpurados han estado en el entorno de Lumen Dei, asociación intervenida por el Vaticano en 2008 a causa de desórdenes económicos y morales atribuidos a su superior general, Francisco Javier Mahía Colao, y a otros mandatarios. Pero Sebastián y Osoro se situaron en trincheras opuestas: el primero fue el comisario pontificio nombrado por Roma para corregir las desviaciones; y el segundo fue defensor de los dirigentes de Lumen Dei implicados en los desórdenes. Dichos dirigentes abandonaron Lumen Dei en 2015 y arrastraron consigo -mediante control psicológico y de conciencia-, a otros 200 miembros de la asociación. Esos exdirigentes han presentado una multiquerella contra el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, que fue nombrado comisario en 2009, después de que Sebastián renunciase ahogado por similares querellas y traicionado por obispos españoles. Lee el resto de esta entrada »