La Asociación de la Memoria Histórica reclama a los obispos que condenen el golpe del 18 de julio

“La Conferencia Episcopal fue una estrategia de la iglesia católica para simular su separación del Estado franquista”

Franco

 

Fuente: Aurora Moya, El Plural, 12 de julio de 2016

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) dentro de la campaña “¡18 de julio NUNCA MÁS!” ha remitido una carta a todos los obispos y arzobispos de España pidiendo que condenan el golpe de Estado franquista.  El colectivo  refiere “la estrecha colaboración de la jerarquía católica con el régimen franquista, llegando a formar parte del Estado represor”. “Precisamente en estos días se conmemoran los 50 años de la creación de la Conferencia Episcopal, una estrategia de la iglesia para simular su separación del Estado franquista, un año antes de la aprobación de la tímida ley de libertad religiosa de 1967”, aseveran.En su carta los memorialistas recuerdan que se cumple el 80 aniversario del inicio “de la guerra con la que un grupo de generales encabezados por Francisco Franco iniciaron la toma violenta del poder, tras no aceptar el resultado de las elecciones democráticas de febrero de 1936”.

“La Iglesia bendijo la guerra de Franco”

 “En ese momento y durante toda la dictadura que se inició en ese momento, la jerarquía de la Iglesia Católica formó parte de un régimen que suprimió las libertades, persiguió a disidentes y secuestró la democracia durante cuarenta años”. “Fue la Iglesia Católica la que bendijo la guerra del general Franco contra el gobierno democrático como una ‘cruzada’, y realizó  una monumental campaña internacional para legitimar el ‘glorioso alzamiento nacional’, denunciando la violencia de ‘las hordas marxistas’ y negando la dignidad a los miles de civiles asesinados en pueblo de toda España, a los que se les negaba una sepultura digna”, relatan en el escrito. Destacan  que por acción o por omisión, “la jerarquía católica fue partícipe y legitimadora de los crímenes de la dictadura, impuso una educación castradora en la enseñanza, utilizó sus ritos para sacar información a los presos políticos, orquestó la persecución a los homosexuales y lesbianas y convirtió a la mujer en un apéndice del hombre”.

No han reconocido su responsabilidad

 “Dentro de la violencia de la guerra fueron asesinados más de 6.000 religiosos, lo que se ha venido en llamar la persecución religiosa”. – Continúan- “También murieron pastores protestantes e incluso sacerdotes católicos que no apoyaron el golpe de Estado. Es único el caso de Marino Ayerra, el sacerdote navarro que terminó exiliado en Argentina, por ayudar a las familias de los rojos asesinados en la localidad navarra de Alsasua”. Al día de hoy, después de  40 años de recuperada democracia, recuerdan la ARMH que  todavía hay 114.224 civiles “que fueron forzados a desaparecer por los represores franquistas y sus familias los siguen buscando. La jerarquía católica no ha querido en este tiempo reconocer sus responsabilidades en el establecimiento de la dictadura, en lo que significaba pasear bajo palio al dictador y en el daño que su educación castradora llevó a cabo a dos generaciones”.

 Abrir los archivos

 Mediante la carta piden “en este 80 aniversario del golpe de Estado franquista un gesto en el que perdonen y pidan perdón y la apertura y puesta a disposición pública de todos los archivos de la Iglesia Católica, se encuentren donde se encuentren, que tengan relación con la represión y que puedan aportar pistas para encontrar desaparecidos o para conocer el paradero de personas que todavía no han sido encontradas por sus familias”. El colectivo que explica lleva años “buscando e identificando a víctimas de la represión franquista que fueron hechas desaparecer, fundamentalmente en los tres primeros meses de la guerra franquista, solicita la colaboración de la Iglesia Católica en el conocimiento de la verdad”. Para ello solicita la apertura pública de todos sus archivos relacionados con la represión. La ARMH está tratando de que el próximo lunes 18 de julio, ayuntamiento, instituciones y Gobierno lleven a cabo actos de condena del golpe de Estado franquista, de rechazo a la dictadura y de reconocimiento de las víctimas y de los hombres y mujeres que lucharon para que regresaran las libertades. Concluyen la carta adjuntando el  Boletín Oficial del Estado “en el que el dictador Francisco Franco concede máximos honores fúnebres militares al cardenal Gomá”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: