Las extravagantes y ambiguas inversiones del Vaticano

diciembre 6, 2019

Juguetes, películas, gafas, agua, gas, luz, construcción. La actividad financiera del Vaticano, aparentemente, apuesta por todo tipo de mercados. Centurion Global Fund, con sede en La Valletta (Malta) es el fondo de inversión internacional que la Secretaría de Estado usa para desarrollar una parte de la actividad económica de la Santa Sede.

Foto Reuters

Manuel Tori, Público, 6 de diciembre de 2019

Las finanzas de la Santa Sede siempre han sido una cuestión delicada. Los temas económicos, actualmente, están siendo bastante problemáticos para el país más pequeño del mundo y están comprometiendo su imagen. Todo ello, no obstante los grandes esfuerzos del Papa Francisco por cambiarla y mejorarla de forma contundente. Parece ser las inversiones del Vaticano son muy diversas y, a menudo, poco tienen que ver con la religión.

El Vaticano está siendo investigado a raíz de un fondo de inversión con sede en Malta. Así pues, tal como se ha podido apreciar por diferentes medios de comunicación italianos estos días, la Secretaría de Estado de la Santa Sede–principal dicasterio del país, que en la práctica funciona también como Ministerio de Exteriores– es un actor activo de las operaciones financieras ejecutadas a través de un fondo de inversión maltés. Todo ello, con el objetivo de diversificar la actividad económica del Vaticano. La Justicia del país ya está investigando el caso

Esta noticia llega tan sólo dos semanas después de las dimisiones del controlador financiero del Vaticano, Rene Brülhart, tras un registro sin precedentes en las oficinas de la Autoridad de Información Financiera (AIF) y de la Secretaría de Estado a principios del mes de octubre. Por otra parte, hace algo más de un mes, se llegó a conocer las frágiles cuentas del Vaticano, debido a la progresiva disminución de las donaciones a nivel mundial y el aumento incontrolado de los costes del personal, además de las malas inversiones y la existencia de contabilidades paralelas. Hace un mes y medio, sin embargo, dimitió Domenico Giani, el jefe de la seguridad de la Santa Sede y guardaespaldas del Papa Francisco, tras la filtración relativa a una investigación interna. Lee el resto de esta entrada »